23 de abril de 2021

La digitalización de la justicia en Colombia: avances y retos

 

Por: Sofía Cristina Arrieta Fuentes.

 

En marzo de 2021 se realizó la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo en Barranquilla, dentro de la cual uno de los temas que abordaron fue: “La modernización de la justicia: retos para una mayor eficacia y cobertura”. En dicho evento intervino la Presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Gloria Stella López Jaramillo, e hizo referencia a la importante labor que había realizado la Rama judicial en la modernización de los elementos tecnológicos necesarios para brindar un acceso a la justicia eficaz en la pandemia[1].

La Presidenta reiteró la importancia de la digitalización de la Justicia para la realidad actual y lo que vendrá, incluso si se superan las restricciones de aislamiento derivados de la pandemia, en consonancia con lo que ordenó el Decreto 806 de 2020 “Por el cual se adoptan medidas para implementar las tecnologías de la información y las comunicaciones en las actuaciones judiciales, agilizar los procesos judiciales y flexibilizar la atención a los usuarios del servicio de justicia, en el marco del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica”.

Esto que se estableció en el Decreto 806 ya había sido previsto en “la Ley Estatutaria de Administración de Justicia, el Código General del Proceso y el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo” que incluyen la utilización de nuevas tecnologías en la administración judicial y en los cuales el objetivo común termina siendo la garantía de que todas las personas tengan un acceso a la justicia efectivo, sin embargo, esto no se hizo práctico sino hasta la pandemia que obligó a la urgente creación de cuerpos normativos como el Decreto antes mencionado y a instrumentalizarlo para que la justicia pudiera seguir operando.

Es importante tener en cuenta de que la implementación de la digitalización y el uso de nuevas tecnologías para la administración de justicia no solo es una ventaja para los jueces porque les facilita la toma de decisiones (tratamiento y análisis de datos), sino también para los particulares que requieren contar con una administración de justicia efectiva y eficaz, incluso en un ámbito como el de la virtualidad.

En atención a los esfuerzos que implica lograr una administración de justicia que responda a la nueva realidad digital que generó la pandemia y que seguramente continuará cuando esta se supere, valdría la pena que los esfuerzos que está realizando el Consejo Superior de la Judicatura consideren las necesidades de los despachos judiciales que funcionan en lugares donde no hay un suministro permanente de energía ni internet con el fin de garantizar el acceso efectivo de la población a una justicia pronta. Asimismo, podrían invertirse esfuerzos en el diseño de herramientas de inteligencia artificial que estandaricen pronunciamientos y que faciliten al juez la toma de decisiones.

Es significativo afirmar que no se trata de reemplazar la función del juez para llegar simplemente una justicia predictiva, en la que se pueda prever el resultado de un juicio mediante el uso de algoritmos, sino de garantizar la seguridad jurídica y la justicia, basada en un razonamiento equitativo y no solo matemático que hace una aplicación.

Es realmente importante valorar la transformación de la Rama Judicial, pero aún más importante tener en cuenta la igualdad material de todas las personas que desean acceder a la justicia. No tendría efecto alguno la implementación de estas tecnologías, si los elementos tecnológicos necesarios para utilizar estos programas remotos solo los tienen los jueces de las ciudades y unas cuantas personas que tengan la capacidad económica para acceder a ellos. Resultaría entonces una tarea crucial del Estado conocer a fondo y articular con todas sus entidades, las exigencias que generan este tipo servicios a la población, en tanto, debe brindarle herramientas necesarias para garantizar el derecho sustancial de cada individuo dentro de los términos y oportunidades consagrados en la ley.

 

[1] Consejo Superior de la Judicatura. La transformación digital en la justicia que garantiza más transparencia, trazabilidad y eficiencia, disponible en https://www.ramajudicial.gov.co/web/consejo-superior-de-la-judicatura/-/la-transformacion-digital-en-la-justicia-garantiza-mas-transparencia-trazabilidad-y-eficiencia-presidente-del-consejo-superior-de-la-judicatura

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. DECRETO 806 DE 2020
  2. CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA. La transformación digital en la justicia garantiza más transparencia, trazabilidad y eficiencia.
  3. ETTORE BATTELLI. La decisión robótica: algoritmos, interpretación y justicia predictiva.